lunes, 29 de octubre de 2012

CREEMOS CIENCIA


* Pirámide del nivel de evidencia científica

Hoy tengo el placer de presentaros una colaboración de @davidarsu. Por supuesto, es fisio y estudiante de máster en NRHB. Os dejo con él:    

Por todos es conocido, en mayor o menor medida, el concepto de evidencia científica. Éste forma parte del método científico o “camino hacia el conocimiento” que ha sido aplicado desde el S. XVI. Finalmente conseguimos minimizar el azar y la casualidad para encontrar conocimiento y sabiduría.
Por otro lado la medicina basada en la evidencia (MBE) es “la utilización consciente, explícita y juiciosa de la mejor evidencia clínica disponible para tomar decisiones sobre el cuidado de los pacientes individuales” (1). En esencia, la MBE pretende aportar más ciencia al "arte" de la medicina, siendo su objetivo proporcionar la mejor información científica disponible –la evidencia– para aplicarla a la práctica clínica. Aunque hay diferentes escalas de gradación de la calidad de la evidencia científica, todas ellas son muy similares entre sí. 

Este proceso está basado en varios principios (2):
  1. Formulación de la pregunta clínica
  2. Búsqueda bibliográfica (en base de datos)
  3. Valoración de validez y aplicabilidad
  4. Aplicación de la evidencia obtenida
  5. Evaluación clínica de los resultados
A mi parecer, a estos cinco puntos se le debería añadir un sexto, de vital importancia, para la creación y ampliación del conocimiento. Este punto es -la publicación de los resultados obtenidos-.
No debemos caer en la falacia de pensar que solo grandes investigadores, analistas o doctorados son capaces de aplicarlo. Al contrario, cualquier persona que aplique una técnica o maniobra puede hacer uso de ello. El nivel de evidencia no será el mismo pero mejor es disponer de una serie de casos publicada que no disponer información o evidencia alguna.


(1) J. Primo. Niveles de evidencia y grados de recomendación. Enfermedad Inflamatoria Intestinal al día - Vol. 2 - Nº. 2 – 2003. Disponible en: http://www.svpd.org/mbe/niveles-grados.pdf
(2) Francisco Gudiol Munté. "Ojo clínico" y evidencia científica. Educ. méd. v.9 supl.1 Barcelona dic. 2006. Disponible en: http://dx.doi.org/10.4321/S1575-18132006000600006

viernes, 26 de octubre de 2012

DAÑO CEREBRAL



Entendemos por daño cerebral cualquier lesión que se produce en las estructuras cerebrales de una persona. Estas lesiones pueden ser producidas por accidentes de tráfico u otros traumatismos, hemorragias o ictus cerebrales, tumores, anoxias cerebrales por sufrimiento fetal (falta de oxígeno), etc.

Según un estudio realizado por Javier Mar (2010) la prevalencia del daño cerebral adquirido en el País Vasco y Navarra es del 0,7% -18.408 personas-, con un coste medio por individuo de 21.040 euros al año. Además de ser la primera causa de invalidez en España y la segunda de mortalidad.

De entre todas las lesiones, las más frecuentes son el TCE y el ACV. Como sé que mucha gente (incluidos algunos lectores de este blog) todavía no sabe lo que son y lo que implican, voy a explicarlo muy brevemente:
  • TCE (traumatismo craneoencefálico): es justamente lo que su nombre indica, un traumatismo o golpe producido en la cabeza que provoca lesiones en el cerebro. Generalmente suelen ser consecuencia de un accidente de tráfico. Una lesión de estas características puede dar lugar a una gran variedad de déficits o alteraciones tanto a nivel físico, como cognitivo o conductual.
  • ACV (accidente cerebrovascular) o ictus o embolia: es una lesión en el cerebro producida por causas circulatorias. Puede ser por una hemorragia o bien por una obstrucción arterial que causa anoxia y produce un infarto cerbral. Como el TCE, puede dar una sintomatología muy variada, aunque se suele caracterizar por una hemiparesia (pérdida de movilidad) en el lado contrario de la lesión.
Os remito a Medline para más información sobre el ACV y el TCE



Día Mundial del Daño Cerebral '12

lunes, 15 de octubre de 2012

EVIDENCIANDO



Con esto del twitter y las nuevas tecnologías hay mucha información circulando por la red y nuestro sistema nervioso, aunque es fascinante, también es limitado, y no dispone de la capacidad para recoger y procesar tanta información. Así que he decidido inaugurar una nueva "sección" o serie de entradas en las que mi intención es recoger los estudios sobre neurociencia, neurorrehabilitación y fisioterapia neurológica que vaya encontrando y que me parezcan más curiosos o imprescindibles. La idea es hacer una recopilación quincenal o mensual (en función del material) para que quién no disponga de mucho tiempo libre pueda echar un vistazo rápido a la actualidad. Algunos de vosotros tenéis una especie de periódico en paper.li y yo he pensado que, ya que tengo un blog, voy a aprovecharlo ;) 
Espero que sea de vuestro interés y no dudéis en comentar o añadir algún otro artículo que os resulte especialmente interesante. Ahí van los artículos de la primera quincena de octubre:

viernes, 12 de octubre de 2012

Y TÚ ¿QUÉ QUIERES SER DE MAYOR?



Las células madre.

Hace días recibí una propuesta de un anónimo que manifestaba su deseo de saber más sobre las células madre y su repercusión en el sistema nervioso. He tardado un poco (en verlo y en hacerlo) pero aquí está (espero que lo veas! y que me cuentes si te satisface el resultado^^).

Las células madre, como la toxina botulínica, es uno de los temas que siempre está de moda. Además de ser muy amplio y existir muchísima información al respecto. Así que tuve que delimitar la búsqueda. Finalmente, y cómo no podía ser de otra manera, me he centrado en la aplicación de células madre en neurorrehabilitación. 

Ya hace años que se está investigando su aplicación en varias patologías neurológicas [1] y actualmente existen diversas terapias experimentales. 

Por ejemplo, en lesiones medulares una de las vías de investigación más recientes se centra en el trasplante de células madre en la médula espinal dañada [2]. Estas células madre se pueden obtener de tejidos variados  (embrionarias, de médula ósea, neurales....) y lo que se ha observado es que una vez introducidas en la médula espinal, no se diferencian en neuronas o células gliales, sino que sus efectos se asocian a cambios en el entorno [3]. Es decir, modifican el ambiente (por ejemplo, promoviendo la activación de macrófagos diferentes o la liberación de ciertos factores neutróficos) para favorecer la neuroplasticidad, la formación de nuevas conexiones y, por lo tanto, la recuperación funcional. Entre los cambios ambientales se ha observado: disminución de la respuesta inflamatoria, disminución de la apoptosis celular asociada al daño secundario, reducción de los efectos cicatriciales, aumento de  la supervivencia de las células dañadas... 
Un estudio todavía lo concreta más y concluye que en la fase aguda de la lesión las células madre actúan como neuroprotección previniendo la apoptosis y en la fase crónica promueven la restauración neuronal [4]. Llega incluso a comentar que es mejor administrar las células por vía intravenosa en la fase aguda e intratecal (punción lumbar) en la crónica. El mismo planteamiento serviría para los ACV [4,5]

Otras terapias experimentales que usan las células madre, son las prótesis de motoneuronas [6] o la combinación de células madre con electro-acupuntura [7,8], con efectos similares a los comentados en el trasplante.

Seguramente habrá más, pero este blog no se caracteriza por explicaciones largas y ésta ya lo está siendo bastante, así que a continuación os remito a los artículos, si son de vuestro interés.


  1. Döbrössy M et al. Neurorehabilitation with neural transplantation. Neurorehabil Neural Repair. 2010 Oct;24(8):692-701.  
  2. Ozdemir M, Attar A, Kuzu I. Regenerative treatment in spinal cord injury. Curr Stem Cell Res Ther. 2012 Sep 1;7(5):364-9. 
  3. Nakajima H et al. Transplantation of mesenchymal stem cells promotes an alternativepathway of macrophage activation and functional recovery after spinal cordinjury. J Neurotrauma. 2012 May 20;29(8):1614-25. 
  4. De Munter JP, Wolters EC. 70th Birthday symposium of Prof. Dr. Riederer:autologous adult stem cells in ischemic and traumatic CNS disorders. J Neural Transm. 2012 Jul 29. 
  5. Fujimoto M et al. Transplantation of telencephalic neural progenitors induced fromembryonic stem cells into subacute phase of focal cerebral ischemia. Lab Invest. 2012 Apr;92(4):522-31. 
  6. Hou T et al. Cellular prostheses fabricated with motor neurons seeded inself-assembling peptide promotes partial functional recovery after spinalcord injury in rats. Tissue Eng Part A. 2012 May;18(9-10):974-85. 
  7. Liu Z, Ding Y, Zeng YS. A new combined therapeutic strategy of governor vesselelectro-acupuncture and adult stem cell transplantation promotes the recoveryof injured spinal cord. Curr Med Chem. 2011;18(33):5165-71. 
  8. Ding Y et al. Electro-acupuncture promotes survival, differentiation of the bonemarrow mesenchymal stem cells as well as functional recovery in the spinalcord-transected rats. BMC Neurosci. 2009 Apr 20;10:35. 


Os recuerdo que igual que ha hecho en esta ocasión Don Anónimo, podéis mandar vuestras sugerencias/ideas/opiniones aquí