martes, 25 de junio de 2013

EQUILÍBRATE CON AI CHI


Os presento una nueva colaboración con @davidarsu sobre un par de técnicas de terapia acuática.

El Ai Chi es una técnica de ejercicio acuático japonesa ideada por Jun Konno en 1993. Incluye movimientos de otras disciplinas orientales como el Tai Chi o el Qi Gong adaptados al medio acuático. Al igual que éstas, la técnica incluye movimientos activos, amplios, fluidos, lentos, continuados y sin usar una fuerza exagerada. Además, un aspecto muy importante es la sincronización de los movimientos con una respiración lenta, abdominal y profunda, para provocar una respuesta parasimpática.
En sus orígenes se desarrolló como una preparación para el Watsu, pero en la actualidad se usa como técnica independiente con objetivos propios.

Se basa en principios orientales de energías (equilibrio entre el ying y el yang) y meridianos, pero más allá de esta ideología incide principalmente en el equilibrio (debido a las constantes transferencias del centro de gravedad, cambios de la base de sustentación, reacciones equilibrio…). Además de actuar sobre el tejido conectivo, la coordinación intramuscular e intermuscular, el ROM, la respiración, la consciencia corporal y los efectos mentales. Es decir, se observan beneficios de acuerdo con los 3 niveles de la CIF.

Para realizar esta actividad sería necesario disponer de una piscina con el agua a nivel de los hombros y una temperatura relativamente alta (30-35º), ya que la actividad es de poca intensidad.  Además se acompaña de música especialmente diseñada.

Se trata de un programa cerrado (consta de 19 movimientos) y repetitivo, con un ambiente principalmente estable que busca el perfeccionamiento del movimiento con el menor esfuerzo cognitivo. Para ello sigue una progresión lógica de aprendizaje motor:
  • de una posición simétrica de tronco a movimientos rotacionales
  • de pequeños movimientos de los brazos a alcances largos y funcionales
  • de movimientos simples de brazos a movimientos más complejos de brazos, tronco y piernas
  • de movimientos simétricos a asimétricos
  • de centro de gravedad estático a dinámico
  • de base soporte amplia a estrecha
  • de control visual (punto fijo) a control vestibular (los ojos siguen el movimiento de las manos aislándose parcialmente del entorno)
La adaptación del Ai Chi a la clínica (Ai Chi Clínico®) permite amoldar el programa en función de los déficits del grupo. Da más flexibilidad. Así, se pueden realizar pequeñas modificaciones, trabajar sólo unos movimientos concretos, incidir más en unos que en otros...

Por todo esto se trata un programa de prevención de caídas ideal y muy efectivo.  

También existe el Wall Ai Chi (con apoyo en la pared) y el Ai Chi Ne.






¿ME CONCEDES ESTE BAILE?


"Ne" es la palabra japonesa de "dos" ya que esta técnica se realiza en pareja. El Ai Chi Ne tiene los mismos principios y beneficios del Ai Chi, aunque con algunas particularidades. Los movimientos son diferentes al adaptar el programa para realizarse en pareja, el agua a la altura del pecho es suficiente y es más divertido, como un baile, por lo que puede ser más atractivo para trabajar en niños, por ejemplo. También puede ser útil para personas que no tienen las habilidades físicas o cognitivas necesarias para participar “solos” en un programa de Ai Chi.
Ofrece varias posibilidades en función de los objetivos y capacidades. Se puede realizar en grupo, donde se forman parejas entre los pacientes, o de manera individualizada, donde el paciente hace pareja con el terapeuta. Esta segunda opción permite regular más específicamente la asistencia que se le da al paciente (cogiéndose de las manos o sólo con un ligero contacto).

Algunos consideran este contacto con la otra persona muy beneficioso a nivel emocional. El psiquiatra John Ratey en sus libros argumenta que
“el traslado en sintonía con otra persona fortalece las conexiones neuronales que mejoran la sensibilidad hacia otras personas y mejorar la capacidad de responder a ellos adecuadamente” User's Guide to the Brain: Perception, Attention, and the Four Theaters of the Brain
“el ejercicio que integra el cuerpo y la mente se involucra el sistema de la atención con más facilidad que la meditación a solas. Muchos estudios han demostrado que el mayor rendimiento de factores de crecimiento nervioso ocurre cuando el cuerpo se acopla en los patrones de movimiento complejos” Delivered from Distraction - Getting the Most Out of Life with Attention Deficit Disorder

Así pues, a parte del trabajo sobre el equilibrio, la prevención de caídas, la flexibilidad, la consciencia corporal y la respiración, aquí toma también bastante importancia el rol social, incrementa el nivel de participación.


Colaboración con @davidarsu

miércoles, 19 de junio de 2013

LA PSICOLOGÍA NO VA CONMIGO



Atención, planificación, memoria... Son cosas de psicólogos (o neuropsicólogos). No van conmigo. Pues no, amigos, son cosas de nuestros pacientes. Y no podemos dividirles en trocitos y repartirlos como un trozo de tarta.

Estos días he asistido a las presentaciones de los trabajos finales del máster de Rehabilitació neuropsicològica i estimulació cognitiva del Institut Guttmann y tras escuchar unas cuantas presentaciones llegué a dos conclusiones muy claras. Casi insultantemente básicas. Y no son nuevas:
  1. La panacea de lo estadísticamente significativo
  2. Equipo INTERDISCIPLINAR, ¡por favor! (remarcado, subrallado, encuadrado, pintado y todo lo que se pueda). Que quiere decir COMUNICACIÓN
Escuchaba a los psicólogos proponer ejercicios para mejorar funciones cognitivas (que si aplicaciones, vídeos interactivos, realidad virtual…) e inconscientemente pensaba en lo fácil que es incorporar pequeñas modificaciones en nuestras sesiones de FT (o TO) para trabajar un déficit cognitivo de manera funcional, integrándolo en una actividad real.
Las funciones cognitivas casi siempre están afectadas después de un DCA y su rehabilitación es larga y complicada. Si hay que incidir sobre un déficit cognitivo o conductual nosotros podemos colaborar, igual que los psicólogos pueden colaborar en la rehabilitación de déficits físicos como la postura. Es muy típico el ejemplo de un paciente que tras un TCE tiene conductas inapropiadas ¿Intentamos que entre en razón? ¿Le ignoramos? ¿Todos los que tienen contacto con esa persona saben qué posición es mejor adoptar? Porque deberíamos ir todos a una en estas cosas…  

Es cuestión de reunirse, comunicarse. Porque somos complementarios. Entre todos sumamos en beneficio del paciente. No hacen falta dos carreras, sólo comunicación. No creo que cueste tanto.    


¡Ah! Logopedia también va incluida. Existe y podemos (debemos) colaborar.

LA PANACEA DE LO ESTADÍSTICAMENTE SIGNIFICATIVO



Estadísticamente significativo. Suena bien ¿verdad?. Científico. Profesional. Importante.

Ya sabemos que "no es oro todo lo que reluce".

Nuestras intervenciones muestran resultados positivos en los test de valoración que realizamos. Pero ¿Son funcionales? ¿Implican una mejora para nuestros pacientes y sus familias?
Los estudios dan resultados estadísticamente significativos, pero, ¿lo son clínicamente? Eso ya es un poco más complicado, es más trabajo añadido. Será por eso que muchas veces no se comenta en los artículos y se quedan en lo estadísticamente significativo. ¡Oh! ¡Qué buenos resultados! Lo del clínicamente (lo realmente útil) se les olvidará…


Pretendemos que los FT "clínicos" estén actualizados, pero, en mi opinión, los "investigadores", que en teoría son los que dominan más todo este tema, no facilitan el trabajo. Creo que nos falta acercarnos un poco a las necesidades del otro. Porque en el fondo se investiga para poder aplicarlo en la práctica clínica.

viernes, 7 de junio de 2013

ENTRENAMIENTO DE LA FUERZA MUSCULAR EN PCI


El entrenamiento de fuerza en niños y adolescentes con PCI es otra práctica habitual en neurorrehabilitación en la que la evidencia es un poco controvertida.
El efecto del entrenamiento de la fuerza en estos niños es menor de lo esperado, su musculatura no se hipertrofia como la de otros niños sin PCI y la activación muscular voluntaria es menor.

Existen 6 revisiones sobre este tema, la última con unos resultados interesantes:
Las 5 revisiones anteriores mostraron resultados positivos pero esta última no. ¿Y por qué? Pues porque en las anteriores se incluían todo tipo de ensayos (que podrían haber hecho sobrevalorar los resultados) y en esta última sólo se incluyen ECAs.
En ésta incluyeron 6 ECAs de calidad moderada y valoraron la efectividad de los ejercicios de fuerza (estimulación eléctrica y ejercicios de resistencia progresivos). No observaron mejoras en la fuerza muscular aunque sí mayores puntuaciones de la GMFM que no fueron clínicamente relevantes.

De aquí se comentan 3 cuestiones:
  • La mayoría de chicos incluidos en los estudios tenían estadíos I y II de la GMFCS, es decir eran capaces de andar. Animan a que se realicen estudios con niños en estadío III y IV que son los más afectados y puede que reaccionen diferente. Argumentan que pequeños cambios en la capacidad fisiológica de los niños con gran discapacidad pueden tener grandes efectos y por el contrario, grandes cambios en niños más capacitados pueden tener un efecto menor. 
  • No se han observado efectos positivos pero tampoco negativos. No aumenta la espasticidad, por lo que no recomiendan dejar de usarlos. Pueden ser útiles como mínimo para mantener.