miércoles, 16 de abril de 2014

ALGO PASA CON MI MANO


Hoy os presento un ejemplo de diagnóstico diferencial para conocer un poco mejor la distonía del músico.






¿Qué tiene, entonces?
Como he mencionado, se trata de una distonía focal primaria



A modo de resumen, los rasgos característicos más destacados que nos pueden hacer sospechar son:
  • No tiene dolor ni fatiga ni alteraciones sensitivas superficiales
  • A más ensaya, peor está
  • Los síntomas aparecen cada vez que toca y desde el primer momento en que empieza a tocar
  • Los síntomas sólo le aparecen en tocar (aunque con el paso del tiempo, casi la mitad de los músicos tienen también síntomas en otras circunstancias)
  • Hace dos años que tiene el problema, tiempo suficiente para que hayan aparecido otros signos y síntomas, si la causa fuese otro proceso
  • Las pruebas que han hecho previamente al paciente o son negativas o son poco demostrativas de otra patología





*Fuente: Associació de Lluita Contra la Distonia a Catalunya (ALDEC), Fundació Ciència i Art, Institut de Fisiologia i Medicina de l’Art


viernes, 11 de abril de 2014

ESCRITURA DISTÓNICA


Hace un par de meses asistí a la Jornada de formación sobre la rehabilitación motriz y la fisioterapia en la distonía organizada por la ALDEC. En otra ocasión comenté mi experiencia con la distonía cervical así que esta vez hablaré de la distonía del escribiente o escribano que, junto con la distonía del músico, se consideran relacionadas a una tarea. Suelen ser tareas que requieren destreza y repetición de movimiento, como escribir o tocar un instrumento. Las contracciones musculares involuntarias inicialmente aparecen sólo durante esa actividad, pero a medida que pasa el tiempo pueden aparecer en otras actividades e incluso en reposo, generando un control de movimiento pobre de esa extremidad (1).

Tradicionalmente se ha considerado las distonías como un problema únicamente motor, centrado en los ganglios basales y los circuitos motores. Pues bien. Hoy en día  se va un poco más allá y se considera su fisiopatología relacionada con tres procesos principales (2, 3, 4, 5, 6):
  • Pérdida de inhibición de los patrones anormales, lo que da lugar a espasmos indeseados. Se ha observado correlación con unos bajos niveles y actividad reducida de los neurotransmisores GABA (inhibidores). También se baraja la hipótesis de una pérdida de interneuronas.
  • Alteración somatosensorial. Se ha observado una alteración de la percepción y del procesamiento de la información, así como una representación cortical alterada o reducida.
  • Plasticidad maladaptativa. Desequilibrio en el control homeostático que conduce a una excesiva tendencia a potenciar los circuitos sensoriomotores alterados junto con una disminución de la capacidad de inhibición.
Desde la fisioterapia, es esencial hacer una buena valoración y test para detectar cuáles son los músculos distónicos y cuáles son compensatorios. Teniendo claro eso, el programa de tratamiento que nos propone J.P. Bléton consta de dos partes: una primera de relajación muscular y una segunda de ejercicios de dedos y mano que incluyen principalmente disociación (movimientos lentos, suaves y amplios) y reentrenamiento de la escritura con modificación de la pinza (7). Hay que implicar a la persona y enseñarle a romper hábitos para no seguir sobreestimulando un patrón de movimiento incorrecto, por lo que hay que saber intercalar periodos cortos de ejercicio diario con periodos largos de descanso (por ejemplo, al principio sólo 30’ de ejercicios y una escritura corregida al día).

Siguiendo estas pautas de tratamiento, Bléton y su equipo han observado que las personas entrenadas volvían a tener una representación (tamaño y organización) similar a los sujetos sin distonía (8).



Para ampliar cualquier punto os invito a echar un vistazo a los artículos, compartir vuestra opinión, experiencias, etc ;)



  1. Torres-Russotto and Perlmuttera. Task-specific Dystonias Ann N Y Acad Sci. 2008 Oct;1142:179-199
  2. Bleton JP et al. Impaired force control in writer's cramp showing a bilateral deficit in sensorimotor integration. Mov Disord. 2014 Jan;29(1):130-134
  3. Quartarone et al. A Task-specific hand dystonia: can too much plasticity be bad for you? Trends Neurosci. 2006 Apr;29(4):192-199
  4. Quartarone and Hallett. Emerging concepts in the physiological basis of dystonia. Mov Disord. 2013 Jun 15;28(7):958-967
  5. Neychev et al. The functional neuroanatomy of dystonia. Neurobiol Dis. 2011 May;42(2):185-201. 
  6. Hallett and Pisani. Neurophysiology of dystonia: The role of inhibition. Neurobiol Dis. 2011 May;42(2):177-84
  7. Baur et al. Effects of modified pen grip and handwriting training on writer's cramp. Arch Phys Med Rehabil. 2009 May;90(5):867-875
  8. Bleton et al. Somatosensory cortical remodelling after rehabilitation and clinical benefit of in writer's crampJ Neurol Neurosurg Psychiatry 2011;82:574-577